Los toldos de brazos extensibles con cofre permiten una total protección de la lona aumentando su vida útil al cerrarse totalmente. Se le puede incorporar motor y automatismos.
Se caracteriza por ser el único toldo que queda totalmente protegido, mediante su revolucionario sistema cofre.
Protege al toldo de la erosión de los diversos agentes atmosféricos.